Este artículo es el tercero de una serie, te recomendamos que los leas por orden para que todo tenga más sentido para tí. El primer artículo de la serie es “¿Porqué estás hinchada y no adelgazas?” y el segundo es “Las herramientas de tu cuerpo que pueden sabotear tu pérdida de peso“.

¿Cómo limpiarte por dentro para verte mejor por fuera?

Déjame comenzar recordando lo que hemos estado aprendiendo en los artículos anteriores, en primer lugar hemos visto cómo nos intoxicamos diariamente y también cuáles son las 3 “bolsas de basura” principales que genera nuestro cuerpo y porqué lo hace, y hemos visto también las consecuencias estéticas de ello. Luego hemos visto las herramientas que tiene tu cuerpo para eliminar esas “bolsas de basura” y cuáles son los 4 filtros que utiliza para ello, además del motivo principal por el cual fallan estos filtros y las consecuencias que tiene para tu salud y tu belleza.

En el artículo de hoy vamos a ver cómo podemos limpiar esos filtros para que vuelvan a funcionar bien y cómo podemos deshacernos de esas toxinas que nos quedan acumuladas en el organismo, así que, si te parece bien, empezamos ya.

Por lo que hemos visto anteriormente parece claro que con unos filtros (riñones, hígado y pulmones) sucios no podemos eliminar las toxinas que producimos, y parece claro también que es inevitable que estos filtros se vayan ensuciando debido a la carga de trabajo diaria a la que están sometidos. ¿Qué podemos hacer para limpiarlos?

Bueno, podemos usar simplemente la lógica y la razón, ¿con qué se suelen limpiar las cosas?, con agua. Bien pues una de las primeras cosas que tienes que hacer para limpiar tus filtros es aumentar el consumo de agua, ya sabes entre 1,5 y 2 litros repartidos a lo largo del día. No importa que tengas retención de líquidos, este agua no te va afectar en mayor medida a ese problema.

¿Qué más podrías hacer?, profundizando un poco más en lo mismo, tomar alimentos que también contengan mucha agua, y ¿sabes cuales son?, exacto las frutas y las verduras. De modo que puedes cambiar tu alimentación hacia una dieta más vegetariana, que aportará más agua para colaborar en la limpieza esos órganos.

Hacer un poco de ejercicio te vendrá genial porque ayuda a que todo tu organismo funcione mejor y de forma más eficiente. No es necesario que seas muy exigente porque no se trata de ir a las olimpiadas sino simplemente de incluir en tu vida algún hábito de ejercicio como caminar entre media hora y una hora diaria, subir escaleras o cosas por el estilo. Naturalmente siempre dentro de tus posibilidades y de manera gradual.

Otra cosa que también te puede ayudar en esta misión es el uso de plantas que ayuden a depurar, no olvides que la mayor parte de las medicinas provienen de las plantas y podemos aprovechar ese poder curativo que tienen para ayudarnos en la limpieza.

Plantas como el diente de león, la cola de caballo o la alcachofa son fantásticas para el hígado y los riñones. El tomillo, el romero y el eucalipto son buenos y te ayudarán a limpiar los pulmones. El ajo es fantástico para casi todo y el té verde también va muy bien para los pulmones e hígado. Infusiones o vahos te ayudarán en este proceso de limpieza.

Algo más que puedes hacer es apoyarte en terapias naturales y manuales, por ejemplo los masajes son un buen complemento ya que facilitan el drenaje ayudando a eliminar toxinas, también es destacable el papel del reiki porque cubrirá la parte energética que solemos dejar descuidada. La aromaterapia, los aceites esenciales, la cromopuntura, la hidroterapia, … En fin existe todo un mundo para colaborar en ese proceso de limpieza y por supuesto cuantos más “soldados” sumes a esta batalla, más rápido y efectivo será tu éxito.

Todos estos pasos te ayudarán a la limpieza de esos órganos que ejercen la función de filtros en nuestro organismo y además contribuirán también a ir eliminando las toxinas que tenemos depositadas, y con esto irá mejorando poco a poco todo tu organismo y esto, ten por seguro, que se va a reflejar en tu aspecto externo:

  • Reducción del edema producido por la retención
  • Mejor tono de piel porque esta más oxigenada y mejor nutrida
  • Reducción de volumen al lograr deshinchar
  • Disminución de peso gracias a que te habrás librado del agua retenida y de las toxinas acumuladas
  • Etc etc etc.

De modo que te animo a que comiences cuanto antes, porque este no es un proceso que se logre realizar de la noche para la mañana, lleva su tiempo y requiere esfuerzo y constancia, aun así los resultados, tanto a nivel estético como en tu salud, valen la pena.

Ahora, lo que sería genial es poder conseguir los resultados, la parte buena de todo esto, sin tener que sufrir las penurias que te llevan a ello, ¿verdad?. Supongo que si has seguido esta serie de tres artículos, lo que te gustaría leer sería algo así:

“Descubre ahora cómo puedes desintoxicarte, deshincharte, limpiar tu organismo y mejorar tu salud en solo 9 días sin esfuerzo”

Bien, pues si crees que eso sería fantástico, te invito a que cubras tus datos en el formulario que tienes aquí abajo y te enviaré totalmente gratis una invitación a una charla que daremos en internet sobre este tema (no necesitas nada especial, solamente tu ordenador o tu teléfono móvil y una conexión a internet).

En esta charla profundizaremos un poco más en todo esto que hemos visto en los tres artículos, veremos alguna técnica sencilla que puedes realizar tu misma en casa y te enseñaré un método acelerado sobre cómo desintoxicarte, deshincharte, limpiar tu organismo y mejorar tu salud en solo 9 días sin esfuerzo, ¿qué te parece?. Espero que bien, si es así el siguiente paso que debes dar es cubrir el formulario con tus datos y pulsar el botón enviar ahora.

You have Successfully Subscribed!


Muchas gracias por tu atención y nos vemos en la charla. Chaoooooo.