Reiki es una palabra japonesa compuesta por dos partes Rei – Ki, que significa «energía vital universal», es decir la energía que se encuentra en todas las cosas, en todas  las personas y en todos los animales.

La terapia Reiki es un método de transmisión y canalización de la energía vital universal, o como dice nuestro maestro: energía amorosa curativa, a través de las manos fundamentalmente, aunque también a través del pensamiento, la mirada y la palabra. Esta energía se ofrece al yo superior o si lo prefiere decir de otro modo, al subconsciente de la persona que recibe la sesión para que se utilice de la forma más necesaria en ese momento.

Reiki no es una religión ni responde a los postulados de ninguna religión y sobre todo, con Reiki no se puede hacer daño. Es la energía universal del amor, se ofrece a la persona y si esta la acepta, únicamente hará el bien trabajando siempre a nivel global en la persona, en su mente, en su cuerpo y en su espíritu.

La terapia Reiki tiene una duración que oscila entre los 45 y 60 minutos, se puede aplicar a personas de cualquier edad, condición y estado de salud, no es necesario desnudarse aunque es conveniente usar ropa cómoda.

La sesión Reiki es muy agradableayuda a calmar los dolores y puede acelerar los procesos de curación, relaja los músculos agarrotados, rejuvenece y armoniza, se calman las emociones, disminuye la tensión y la respiración se serena.