La maderoterapia facial es una técnica de masaje que se sirve de distintos instrumentos de madera de diferentes formas y tamaños, diseñados para adaptarse anatómicamente al rostro y para estimular las diferentes capas del tejido.
Es un método natural que tonifica, moldea, atenúa las arrugas, disminuye la flacidez y ejerece un efecto relajante excepcional, pero es que además oxigena la piel y mejora la circulación sanguínea y linfática.
La maderoterapia facial puede ser un gran aliado de cara a reducir la papada y las líneas de expresión, también para lograr una remodelación del óvalo facial y siempre para atenuar la flacidez.