Es uno de nuestros tratamientos estrella ya que no solamente sirve para producir un rejuvenecimiento de la piel y una atenuación de las arrugas.
Gracias a la luz pulsada podemos también eliminar manchas de forma muy eficaz.
Al mismo tiempo nos sirve para unificar el tono de la piel, disminuir el tamaño de los poros y dar una mayor luminosidad.
Con cada sesión estamos realizando una estimulación que obliga a nuestras células a incrementar la generación de colágeno y elastina, dos componentes fundamentales para lograr un rostro perfecto.
Normalmente el fotorrejuvenecimiento se trabaja en las zonas de rostro, manos y escote, y los resultados son visibles en muy poco tiempo.