La criolipólisis es un método no invasivo para eliminar la grasa corporal mediante la aplicación de frío, fue desarrollado por científicos del hospital general de Massachusetts y de la universidad de Harvard y se trata de un dispositivo que se aplica a la piel enfriando las células grasas. Este enfriamiento es preciso y controlado para alcanzar y eliminar esas células grasas en zonas específicas de su cuerpo y sin dañar los tejidos colindantes. Cuando los adipocitos se exponen al frío, a temperaturas entorno a los 5 o 10° C se produce un proceso de muerte celular (apoptosis) y se eliminan del cuerpo a través del proceso metabólico normal. El resultado es una notable reducción de los depósitos grasos.