Seguro que en alguna ocasión has oído hablar acerca de ellos, pero ¿qué son los chakras?.

Bueno la palabra chakra proviene del sanscrito  y significa «rueda o disco que gira» y se le atribuye también el significado de «centro de irradiación de la energía vital», la energía vital es lo que mantiene vivos todos los elementos del universo, es lo que les proporciona vibración.

Cuando hablamos de chakras hemos de tener en cuenta que estamos hablando de energía y por lo tanto nos referimos a nuestro «cuerpo energético» o a la parte energética de nuestro ser, que no podemos separar de nuestro «cuerpo físico» ni de nuestro «cuerpo emocional» porque forman un todo y se afectan los unos a los otros.

Nuestro cuerpo físico está animado por esa energía vital y ésta ingresa en nuestro cuerpo a través de unos de estos chakras y fluye por nuestro organismo incesantemente a través de los canales energéticos llamados meridianos o nadis.
Los chakras están girando normalmente en sentido horario, cada uno de ellos con una frecuencia determinada según el estado físico y mental o emocional de la persona, y hacen fluir la energía.

Ahora bien, a veces se producen alteraciones (emocionales, mentales o físicas, realmente suelen seguir este patrón: primero se produce la alteración emocional, eso deriva en alguna alteración mental y sino se resuelve finaliza provocando una manifestación física como un dolor o una enfermedad) y esto influye en la vibración del chakra y por lo tanto hace que la energía deje de circular correctamente.

Los chakras desempeñan un papel importante en la salud y en la capacidad de auto-curación, por eso a veces es necesario «reiniciarlos» para que ayudarles a que vuelvan a su estado de vibración original.

Tenemos 7 chakras principales y cada uno de ellos está relacionado con:

  • Una glándula de nuestro organismo
  • Un determinado nivel de creencia personal
  • Un centro nervioso
  • Algunos órganos del cuerpo
  • Algunos estados mentales y emocionales
  • Un color